U.S.A. Magic Friends Tour: Memoria y Balance

Diseño sin título

“Hemos finalizado este maravilloso viaje que llamamos USA Magic Friends Tour en las ciudades de San Francisco, Los Angeles y New York con tanto entusiasmo y gratitud de haber realizado una tarea cultural muy importante y completa.

No solo por el trabajo de unificar el criterio de nuestra identidad en un proyecto de esta magnitud como CULTURAPUNTOARGENTINA a través de la representación de nuestros sentidos con el arte en todos sus aspectos: la pintura, la música, los documentales audiovisuales, pero también con el vino como cultura de nuestra tierra en sus colores, aromas y sabores.

Vivir la cultura interactuando con el público en cada una de las actividades….

Pero también la enorme satisfacción de hacerlo con amigos y de abrir con ellos las posibilidades de ampliar los proyectos de la Fundación fuera de nuestro país.

Eduardo Hoffmann y Daniel Goldstein, generadores de esta propuesta, junto con los prestigiosos y talentosos Tony Chi / arquitecto interiorista, Christine Walevska / cellista, Nicholas Meyer /director, productor y escritor cinematográfico, Fabio Maddonna / asesor financiero del Banco Morgan Stanley con el auspicio de la gran bodega argentina TRAPICHE con el gran vínculo de amistad con Eduardo de la familia De Ganay y la conjunción y apoyo de Duncan Roger Keen, uno de los grandes directores del Grupo Peñaflor, quien se enamoró de la propuesta como proyección de la empresa junto a la cultura. Duncan fue quien más impulsó esta idea poniéndose con nosotros la “camiseta cultural” y sumando a Martín Navesi y toda la gente del Grupo Peñaflor a través de la bodega Trapiche.

En primer lugar la participación de nuestro gran amigo y artista mendocino Eduardo Hoffmann , representando a la Argentina en el pabellón de la galerista de arte Isabel Anchorena, en la prestigiosa Art Market San Fransico en el  Fort Mason Center; que durante 4 días recibió existosamente a miles de personas en una de las exhibiciones y vidrieras de arte más importantes de Estados Unidos. Grandes elogios para Eduardo.

Seguidamente el punto de encuentro fue Los Angeles donde nos reunimos con Eduardo junto a su familia,  su mujer la gran arquitecta Karina Pahissa y su hijo Amancio ; la cellista americana Christine Walevska (y una parte argentina por su matrimonio con Ernesto Hilding Ohlsson) su amigo el productor de cine Nicolas Emiliani quien nos invitó al histórico estudio Village Studio de Los Angeles para un ensayo y donde Daniel tuvo la oportunidad de tocar en el piano Steinway & Sons del gran pianista de jazz Oscar Peterson. Toda una emoción.

El gran cineasta producto, director y escritor Nicholas Meyer estadounidense, conocido por su exitosa novela The Seven-Per-Cent Solution , y por dirigir las películas Time After Time , dos de las series de largometrajes de Star Trek , y la película de televisión de 1983 The Day After ; fue el anfitrión junto a su pareja Leslie, no solo de invitar a la flia Hoffmann a vivir una semana en su casa, sino de reunirnos a todos junto con Walevska para presentar el proyecto CULTURAPUNTOARGENTINA de la Fundación como evento privado en su casa de Santa Mónica, con las obras de Eduardo y un concierto de música argentina con Christine y Daniel acompañados por una maravillosa cena y el exquisito vino de Trapiche para un íntimo y selecto grupo de sus amigos invitados, todos amantes del arte y la cultura.

Entre ellos el gran asesor financiero del banco Morgan Stanley, Los Angeles Fabio Maddona, gran amigo de Eduardo Hoffmann y amante de la cultura, quien había visitado Argentina hace unos años. Con él participamos también de una gran cena privada junto con Trapiche donde surgieron –  junto con Nicholas Meyer y Leslie – las reuniones en distintas galerías de arte como las de Beverly Hills y la posibilidad de conocer la UCLA (University of California Los Angeles) y conversar con el cellista Antonio Lysy quien es profesor de cello y director del área de cuerdas de la Universidad donde intercambiamos historias conocidas e ideas de actividades y propuestas a desarrollar en conjunto.

El placer de compartir con Meyer y con Maddona su sabiduría, amistad y generosidad para con nosotros fue el verdadero regalo de Los Angeles.

Próximo paso: New York

Creemos que el evento en el famoso Studio de Tony Chi en su piso de casi 1000 m2 en el Soho de Manhattan, ha sido el punto culminante de toda la gira, donde se “coronó” el proyecto CULTURAPUNTOARGENTINA.

En principio, la disponibilidad y entusiasmo no solo de Tony Chi sino de su esposa Tammy y su hija Alison, quienes junto al staff de su equipo estuvieron modificando el estudio y preparándolo para la ocasión, con todo el profesionalismo que los caracteriza, pero también con todo amor del mundo, la alegría de compartir y de realizar este evento entre amigos.

A tal punto que Tony regresó de sus viajes por el mundo una semana antes de lo previsto, es decir el día que llegamos a New York, para poder estar presente en cada detalle.  Pero lo mas importante: para disfrutar de nuestra amistad y de generar este proyecto juntos todos los días……y verdaderamente fueron todos los días.

Además el evento que estaba pensado en un principio para 50 personas se convirtió en un evento para más de 150 invitados; y esos invitados fueron elegidos por su afinidad con la cultura.

Se trabajó en conjunto desde el 9 al 16 de mayo para que esto ocurriera. El Studio se convirtió en una exposición cultural en distintos ámbitos, preparado para la cultura del vino, de la comida, de las pinturas, de la música, de las audiovisuales en referencia y finalmente de los dulces con alfajores, bombones y dulce de leche Premium preparados especialmente para el evento. Como corolario, el hecho de estar en lo de Tony Chi con todos sus diseños de interior creó el ambiente ideal, cerrando el círculo del arte y la cultura.

Eduardo amplió su muestra a 15 obras debiendo traer material desde Buenos Aires y preparar sus cuadros para ser expuestos para la ocasión: una verdadera galería de arte.

Se decidió pasar audiovisuales en todos los ambientes como el documental de Eduardo Hoffmann junto a Tony Chi; el documental José Bragato: partituras de su vida realizado por la Fundación que muestra la música argentina y la cultura de la época en 100 años a través de la figura del maestro; y videos institucionales de Trapiche sobre sus productos y uno con la participación de Masters of Wine en Argentina junto a la música de Pianorama  Argentino en el concierto del Palacio Duhau con Daniel Goldstein, Diana Lopsyzc y Saúl Cosentino.

Cabe destacar que fue tan natural y maravilloso que en el espíritu de realizar este evento entre amigos se sumó de forma natural la participación de la marca de alfajores, bombones y dulce de leche Premium CHRISTTINE, fábrica de la cuñada de Daniel, Cristina Lopez Peña Goldstein con el apoyo de su esposo, el arquitecto Rolando Goldstein; quienes radicados hace muchos años en New York instalaron allí está increíble fábrica de productos Premium.

Cristina le dio un marco exquisito que cerró el evento con una fiesta de sabores dulces increíbles.

El evento comenzó el 16 de junio a las 18hs en un día donde la lluvia nos acompaño hasta el final.

Los invitados fueron recibidos firmando el libro de presencia y con una foto testimonial, pasando a visitar la muestra de Eduardo con su fascinante nombre “’The color of the wind” (El color del viento) con sus increíbles 20 pinturas de un tamaño impactante y con sus explosión de colores y formas que muestran una gran evolución del artista.

Muy interesante el nombre en la explicación que hace Eduardo, referenciando a un llamado telefónico de Tony desde China para hacerle escuchar el sonido del viento en un paisaje de campo y que luego le mostró en fotos y videos. De allí la inspiración y conjunción de estos dos maravillosos hombres: Tony y Eudardo

Con este ambiente, probar los increíbles vinos de Trapiche : Malbec Finca Ambrossia, Malbec Medalla y  chardonnay que acompañaron la explicación histórica y las características de estos vinos con Analía Vila, representante de Trapiche que viajó para esta ocasión.

Acompañado por un increíble catering de empanadas, tablas de quesos y fiambres y especialidades griegas, la muestra de Eduardo con sus mágicos colores y formas tomó la dimensión que el artista tal vez imaginó en este ámbito tan particular del estudio de Tony:  “the color of the wind”.

Los invitados se paseaban por todos los ambientes del estudio donde además se podía disfrutar de los audiovisuales que comentamos, que verdaderamente de forma  activa ya estaban participando de la propuesta cultural en forma integral.

Alrededor de las 20.30hs Tony presentó como anfitrión la propuesta de MUSICA.AR, música argentina como parte de CULTURAPUNTOARGENTINA con un excelente resumen mostrando a nuestra fundación como institución generadora del proyecto y comentando con mucha emoción que el piano Steinway en el que tocaría Daniel era de su madre y no se tocaba desde hace muchos años; se llevó al estudio y se reparó y afinó para esta ocasión.

Dió la palabra a Christine quien hizo su presentación de las obras a tocar destacando la maravilla de su instrumento Bergonzi de 1740 ( aprox) único en el mundo junto con el que tiene el Museo de Taiwan en China.

El concierto comenzó con la única obra no argentina, Nina de Pergolesi (italiano) escrita en el mismo año de la construcción del cello acompañada en el piano por Daniel.

Luego el maravilloso Milontan para cello y piano de José Bragato, dedicado a Walevska.

Seguidamente Daniel explicó la filosofía del evento, presentando la Fundación junto con Eduardo y tocó dos obras para piano solo:  la primera de Jaume Pahissa (español)  de Canciones Catalanas N3  llamada Cansó en el mar, por el hecho de que Pahissa se exilió en Argentina y junto con Manuel de Falla representaron el gran mundo español de la época con gran influencia en la música argentina. La arquitecta Karina Pahissa es la mujer de Eduardo y nieta del compositor. Sentir su emoción por escuchar una obra de su abuelo, (que es un compositor poco frecuentado) fue maravilloso.

Christine continuó con dos obras del genial Ennio Bolognini, compositor y cellista argentino, entre otros oficios y uno de sus grandes maestros. A tal punto la unión con su Maestro, que solo quiso que ella fuera quien tocase sus obras. “La serenata del echo” para cello solo es una obra increíble con todos los colores que ejecutada por ella es una verdadera obra de arte.

Luego la “Plegaria” para cello y piano de Bolognini, gran obra espiritual y reflexiva con una sonoridad increíble de la cellista y su instrumento…..Un privilegio no solo para el público sino para nosotros que fuimos participes activos.

Finalmente el arreglo para cello y piano que hizo Bragato del Adiós Nonino de Piazzolla para dejar al público en los colores, sonidos y “sabores” de nuestra Argentina con el espíritu tan especial y emotiva  que deja a todos esta obra: más de uno lloró…..

Tony, luego de un abrazo que significó la unión de nuestra amistad, alegría y placer con Eduardo, Christine y Daniel y que al hacerlo delante de todos sus invitados creemos también tuvo el símbolo de expandirse y compartir con todos los amigos presentes; invitó a todos a degustar la fiesta de los dulces Premium maridados con los maravillosos vinos y seguir disfrutando de la muestra de Eduardo que tomaba otra dimensión luego de haber pasado el espíritu de la música.

 

Todo estuvo a la altura de las circunstancias y CULTURAPUNTOARGENTINA cumplió el objetivo de a través del proyecto y de la Fundación elevar el nivel y la personalidad de cada uno de los artistas y participantes; unir los sentidos en cultura, proyectarlos e interactuar con el público presente.

Estamos felices y creemos que la gente también, ya que el evento que iba a ser de 18 a 21 hs se extendió hasta casi las 22.30 donde participaron grandes personalidades del mundo que disfrutan de la cultura como por ejemplo inversores de las cadenas Rosewood y Park Hyatt con los cuales trabaja Tony, algunos banqueros, compositores como el argentino Mario Andreola (quien vive en New York) y el chino Shiuan Chang; la presencia del cirujano Dr. Salvati y de la familia de los laboratorios Bagó, quienes viajaron especialmente para este evento, entre tantos otros

Concretar en USA el proyecto CULTURAPUNTOARGENTINA con el nivel que se realizó es todo un privilegio para nosotros desde lo artístico y desde lo afectivo”

Daniel Goldstein, junio de 2018.