Manuel de Falla 70 años / 7 ciudades: “Un cachetazo cultural”

Diseño sin título (1)

Por Julia González

“El resultado de las presentaciones del Festival nos da un gran entusiasmo para continuar con este antecedente en Europa”, dice Daniel Goldstein, pianista y productor, junto a El Sonido y El Tiempo Internacional, fundación que preside, de Manuel Falla 70 años / 7 ciudades. El Festival pensado, creado y dirigido artísticamente por José Luis Castiñeira de Dios para homenajear la figura de Manuel de Falla en el 70° aniversario de su muerte, comenzó en las ciudades argentinas en las que el compositor español vivió: Alta Gracia, Córdoba Capital y Buenos Aires. Conciertos, recitales y conferencias fueron las actividades que se sucedieron en torno a la obra de Falla, con invitados internacionales como Argentina, cantaora de flamenco (Huelva, España); el guitarrista José “Bolita” Quevedo (Jerez de la Frontera, Cádiz, España); la sobrina nieta de Manuel de Falla, Elena García de Paredes, gerenta de la Fundación Archivo Manuel de Falla de Granada; el escritor Horacio “Tato” Rébora; el musicólogo e investigador Jorge de Persia; la cellista norteamericana Christine Walevska; y el pianista, pintor y escritor Carlos Manso. Y también participaron los artistas argentinos La Camerata Bariloche, Ricardo Zanón, Mónica Cosachov y el quinteto de cámara con Nicolás Favero, Jorge Perez Tedesco, Marcelo Mancuso, Néstor Garrote y Carlos Céspedes; el Ballet Hispania de Graciela Ríos Saiz, Ariel López Saldivar, Eduardo Isaac y Daniel Goldstein.

“Creo que este Festival tan bien pensado por José Luis Castiñeira de Dios, con una profundidad filosófica que muestra su gran capacidad de gestor cultural y músico, ha sido un “cachetazo cultural”, como bien lo describió un músico en el cierre de las actividades en Córdoba”, continúa Goldstein, y asegura que la magnitud de este festival abrió las puertas de la idea de Castiñeira de Dios de crear un polo cultural alrededor de la época y figura de Manuel de Falla, no solo en Alta Gracia y Córdoba, sino también en Buenos Aires. Por ejemplo, se menciona la participación que hubo por parte del Conservatorio Superior de Música “Manuel de Falla”, con el aporte didáctico y académico. La Fundación El Sonido y El Tiempo propuso, junto con la Fundación y el Archivo Falla de España con Elena García de Paredes, llevar adelante un intercambio cultural con el Conservatorio Manuel de Falla de Cádiz. “El resultado de las presentaciones del Festival nos da un gran entusiasmo para continuar con este antecedente en Europa”, expresa el pianista.

¿Qué recepción hubo por parte del público en las sucesivas presentaciones?

Estamos muy felices de la recepción que hubo en general. Conciertos como el de Argentina con Bolita y La Camerata Bariloche; Falla y el Flamenco llenaron los teatros como el Libertador, Teatro Real en Córdoba y el CCK en Capital. Mucha gente. Pero también nos gratificó enormemente que ciertos lugares difíciles de convocar como el Museo de Arte Decorativo, la Biblioteca Nacional, e incluso las conferencias y conciertos en Alta Gracia y Córdoba, que fueron eventos más intelectuales, tuvieron gran convocatoria. Desde el punto de vista de la producción estamos muy satisfechos por esto.

Goldstein, además de producir el festival, participó en el concierto de cierre tocando el piano junto a Walevska y Zanón (piano) en la Biblioteca Nacional, y acompañó cada tramo de la gira cordobesa. “Fue muy enriquecedor. La cantante Argentina y el guitarrista José Quevedo “Bolita” son los que estuvieron participando durante trece días, y Tato Rébora durante todo el festival. Hubo momentos divertidos con estos músicos ya que siempre están disfrutando de su arte flamenco y lo que hacen.  Además, el recibir a una personalidad como la sobrina nieta de Falla, Elena de Paredes  y a Jorge de Persia con su profundidad de conocimiento, fue maravilloso”, dice. Rescata también las charlas e intercambios, además de las actividades previstas, que se dieron durante las comidas y los viajes compartidos. “Todos con una gran humildad de grandes músicos y personas de la cultura. Incluso participaron como espectadores de un concierto extraordinario que hicimos con la Fundación. Me encantó el gesto y las ganas de compartir”, agrega. Una perlita: en el medio de la gira surgió la idea de grabar en estudio las canciones populares de Falla  y otras con Bolita, Argentina y Zanón para un CD, y se organizó de improvisto en una noche.

 ¿Qué cosas descubrió de la vida de Falla que desconocía?

Para mí fue un gran aprendizaje de su obra, ya que no la conocía en profundidad. Y también fue conocer más sobre la época de Falla. Las mesas redondas con las personalidades culturales invitadas nos llevaron a ese período “Evocando a Falla”, en la que se pudo entrar en la cultura de la época en Europa y en Argentina. Hacernos tomar conciencia de ese increíble período cultural  en España y Francia donde la arquitectura de figuras como Gaudí, pintores como Picasso, enriquecieron esa maravillosa época con músicos como Debussy, Falla, Pahissa, entre otros. Y el aporte que se produjo en la Argentina con músicos como Falla que, como se mostró en estas charlas, tuvo sobre nuestra época con músicos como (Carlos) Guastavino entre tantos, a tal punto que uno de nuestros conservatorios de música lleva su nombre. Los conciertos relacionados a estas conferencias me resultaron muy ilustrativos de esta época, pudiendo disfrutar de las Tres Guitarras para Falla con artistas geniales y la música que reflejaba lo expuesto; así como también el repertorio del cierre del Festival. Fue todo un aprendizaje.

¿Cómo fue la producción de este evento tan importante a nivel logística?

Creo que fue excelente. Pudimos abarcar la producción completa de las tres ciudades en forma simultánea. Eso llevó una organización compleja ya que fueron alrededor de treinta y cinco actividades durante el Festival, muy diversas y con mucha gente participando: conferencias, conciertos, películas, espectáculos de danza flamenca. Prensa, difusión, teatros, viajes, y estar detrás de los requisitos artísticos de cada una de las actividades fue muy interesante para nuestra Fundación que logró un equipo de trabajo maravilloso y coordinado.

¿Cómo sigue este homenaje en 2017?

Seguiremos ahora con la organización de este Festival en las cinco ciudades restantes: Madrid, París, Sevilla, Granada para terminar en noviembre en Cádiz que es la ciudad natal de Falla. Además se sumarán otras ciudades invitadas que estamos analizando como por ejemplo Mendoza en Argentina y Miami en Estados Unidos.