Horacio “Tato” Rébora: “La obra de Manuel de Falla forma parte de la cultura musical imprescindible del siglo XX”

SONY DSC

“Mi acercamiento profesional a la música fue como productor cultural  a partir de reconocer en el género del tango, en mi vida en Europa, su carácter esencialmente urbano y con ello encontrar en su música y sus letras algunas claves para comprender la evolución de las ciudades de nuestra época. Fue para mí más un factor de integración que de nostalgia”, cuenta Horacio “Tato” Rébora acerca de su acercamiento a la música como productor cultural y quien participó de las conferencias llevadas a cabo durante el Festival Manuel de Falla 70 años / 7 ciudades en Alta Gracia, Córdoba y Buenos Aires. “Para mí la obra de Manuel de Falla forma parte de la cultura musical imprescindible del siglo XX, como diría Borges, parece tan eterna como el agua y el aire”, define.

Rébora dirigió los festivales internacionales de tango de Granada y de las Cumbres Mundiales del Tango. Programó y coordinó tres bienales de Flamenco en Buenos Aires, escribió Las palabras del siglo SXX junto a Miguel Mateos y es el creador del Encuentro de Cultura Latina. Fue premiado por el Ayuntamiento y la Diputación de Granada por su contribución a la actividad cultural de la ciudad y declarado Personalidad Destacada de la Cultura por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.  Y es el creador de La Tertulia de Granada con actividades casi diarias desde hace treinta y cinco años. “Como productor cultural me propuse vincular Granada y Alta Gracia a partir de sus  casas museo Manuel de Falla y fue en ese marco que tuve la fortuna de conocer al maestro José Luis Castiñeira de Dios”, cuenta.

¿Hay algunas historias relativas a la figura de Falla en torno a su espacio La Tertulia?

Después de mi regreso a Córdoba de Argentina con el advenimiento de la democracia visité la casa museo Manuel de Falla de Alta Gracia donde hice un reportaje fotográfico, para luego hacer una exposición de fotografía en La Tertulia que suscitó un interés por encima de lo que esperábamos. Fue en el año 1985.

En marzo se llevará a cabo una nueva edición del Festival de Tango de Granada, ¿qué expectativas tiene?

La próxima edición del Festival, que es la Nº 29, hermanará el Río de la Plata y el río Dauro (da oro). Es un Festival consolidado en la ciudad de Granada y ya forma parte del paisaje cultural propio de la ciudad. Esperamos repetir un nuevo encuentro exitoso de artistas de todas las manifestaciones, música, canción y danza, con un público siempre entusiasta.

¿Qué cosas le llamó la atención de las conferencias que compartió durante el festival en Argentina?

Lo primero que creo que hay que destacar es lo acertado que fue la elección de cada uno de los panelistas, no solo por su conocimiento profundo de la obra de Manuel de Falla y su contexto sino también por el carácter complementario de cada una de las intervenciones. Me quedó el recuerdo como si se hubiese construido una especie de prisma de Falla y su época que, entiendo, fue un aporte memorable para todos los presentes

¿Cómo fue la recepción por parte del público del Festival Manuel de Falla 70 años / 7 ciudades?

El numeroso público que participó de Alta Gracia, Córdoba y Buenos Aires ha salido, en todos los casos, de los conciertos con la emoción que suele suscitar la música  cuando se ofrece dentro de las máximas excelencias artísticas. Fueron días muy intensos y creo que todos los involucrados, público, artistas, instituciones y organizadores, han quedado muy satisfechos.

¿Qué conclusiones obtuvo de dicho festival?

Vincular el tiempo de 70 años con el espacio de 7 ciudades y el número 7 bailando en el medio configuró lo que yo llamo una  “idea fuerza” con la cual era difícil resistirse a ejercer una complicidad activa. Esto también servirá, sin duda, para facilitar la continuidad del Festival en las ciudades europeas previstas.  Por otro lado quiero destacar que el equipo de trabajo fue realmente espléndido tanto en calidades humanas como en aptitudes profesionales.