Elena García de Paredes: “Nunca había sentido mis lazos familiares con intensidad hasta que estuve en Argentina”

Elena García de Paredes en el Archivo Manuel de Falla, Granada

Elena García de Paredes es sobrina nieta de Manuel de Falla, y también la guardiana de su legado en el Archivo Manuel de Falla de Granada, donde se desempeña como gerenta. Invitada a las conferencias del Festival Manuel de Falla 70 años / 7 ciudades, la Licenciada en Filología Hispánica pudo desplegar los conocimientos de su herencia de sangre que la vinculan desde 1984 con el archivo familiar de Falla. Desde 1984 García de Paredes participó en la consolidación del Archivo como centro de estudios de referencia coordinando su constitución en fundación privada en diciembre de 1987, y dirigiendo su definitivo traslado a Granada en 1991.

“Cálida y muy entusiasta. Tanto en Alta Gracia, como en Carlos Paz y finalmente en Buenos Aires, las personas que asistieron al Festival y sus organizadores han manifestado la mayor devoción y cariño por Manuel de Falla”, manifestó García de Paredes acerca de la recepción que tuvo en las conferencias argentinas destinadas a homenajear la figura del compositor español. También reveló que el de Alta Gracia es el museo más querido por sus cuidadores. “Nunca he visto tanta devoción a un personaje como el que sienten los trabajadores de los Espinillos por Manuel y María del Carmen de Falla. Es realmente ejemplar”, sostuvo.

¿Cómo fue el descubrimiento de la obra de Manuel de Falla, al margen de su vínculo de sangre? 

En mi caso, el descubrimiento de la obra de Manuel de Falla ha sido progresivo, y estrechamente unido a distintos momentos de mi vida. De alguna manera, siempre he encontrado en él la música ajustada a cada etapa por la que ido atravesando, aunque hay algo en ella que siempre me suena a nuevo, y también algo que cada vez más me suena a familiar, igual a esa sensación que tenemos cuando regresamos a casa.

Una vez compuesto el archivo Manuel de Falla en Granada, ¿cómo se desarrolla su trabajo en cuanto al cuidado de la memoria de Falla?

¡Ojalá el Archivo Manuel de Falla estuviera compuesto! Nunca se acaba y la tarea es inmensa, no sólo por el volumen de documentación que atesora, sino por la actividad que genera Manuel de Falla en todo el mundo, tanto si se trata de consultas de investigadores, artistas que acuden a nosotros, o simple admiradores. Por otra parte, su conservación material es fundamental, y también requiere un tratamiento especializado.

¿Cuánto de romántico y cuánto de pragmático hay en ser la “guardiana” del archivo de este gran compositor?

Desgraciadamente para mí, lo pragmático ganó hace tiempo la partida a lo romántico. La responsabilidad que tenemos hacia este legado, y el día a día de la labor que desarrollamos, no dejan más espacio a la imaginación que el que disfruto en silencio cuando, al finalizar el trabajo, atravieso los jardines del Auditorio Manuel de Falla y contemplo la casita de la Antequeruela Alta con Granada a sus pies. Ahí sí dejo volar la creatividad y el romanticismo.

¿Su madre Maribel llegó a contarle cosas, anécdotas de Manuel de Falla? ¿Tiene alguna que pueda compartir?

La que más me gusta es su recuerdo de niña, cuando su tío dejaba que le escuchara trabajar al piano. O la que más me impresionó es cuando recibió en Cádiz la noticia de que había fallecido, y cómo sintió que su vida cambiaba desde ese momento.

¿Qué le llamó la atención en cuanto a la figura de Falla en los lugares que visitó de Argentina?

Lo que me ha emocionado desde el primer momento que entré en este país hermano es el cariño con el que cuidaron a los hermanos Falla los casi siete años que estuvieron allá, y el cariño y respeto que todavía sienten por la figura de Manuel de Falla. Personalmente, nunca había sentido mis lazos familiares con intensidad hasta que estuve en Argentina, donde fui consciente de las terribles circunstancias que vivieron y cómo los amigos que encontraron fuera de España aliviaron su sentimiento de exilio.

 

WhatsApp Image 2016-11-29 at 11.26.36 AM

Elena García de Paredes (centro) en el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla (CABA), luego de dar una conferencia junto a  los conferencistas invitados Jorge de Persia, Horacio “Tato” Rébora” y el productor del Festival Manuel de Falla 70 años / 7 ciudades y Director de Fundación El Sonido y El Tiempo Internacional, Daniel Goldstein.