Becas Pianorama: “Técnicamente hay muchos espacios que deseo llenar”

Iván Rathath concentrado en el piano.

Más de un año le llevó al estudiante de piano Iván Rachath averiguar con su maestro Germán Céspedes Díaz la posibilidad de acceder a una beca para continuar sus estudios. “Él recordó al Maestro (Daniel) Goldstein, y le llamó. Para fortuna mía, Goldstein contestó el celular y hablaron. Luego el maestro Germán, con una sonrisa, me dijo: ¿Te gustaría ir a Argentina? ¿Te gustaría conocer la Patagonia? Contesté inmensamente feliz: ‘Claro que sí Maestro, gracias’”, cuenta Iván desde Barranquilla, su ciudad natal y de residencia.

El músico colombiano recuerda que en ese instante empezó a soñar con el viaje a Argentina, cuyo destino sería el primero en conocer fuera de su país. El fin es participar del 16° concurso y Beca Fundación El Sonido y El Tiempo Internacional. Rachath participará, al igual que otros alumnos y músicos del país, del taller de Perfeccionamiento de Técnica Pianística PIANORAMA 2016 con inicio el sábado 28 de mayo que se extenderá en otras dos clases: el 11 y el 18 de junio. El concierto final será el 26 de junio. “Debo decir que la dicha no podía ser más grande. Estaba realmente feliz, aquello fue de las cosas que me ayudaron a ser más disciplinado de lo que en aquel entonces era, y a estudiar con más ahínco el piano, y las otras disciplinas musicales que me encantan, como la armonía, la morfología, entre otras”, cuenta.

Iván nació en 1994 y, tras terminar los estudios secundarios, ingresó a la Corporación Universitaria Reformada, institución universitaria de la Iglesia Presbiteriana, donde comenzó estudios en la cátedra de piano de los maestros Yamira Rodríguez Núñez, Francisco Lequerica y German Céspedes Díaz, quien además es Director de la Fundación El Sonido y El Tiempo Internacional en la región Caribe. Recibió clases magistrales con los maestros Nima Sarkechick y Marina Pavlovna Ferreira, y se dedicó por completo al estudio de la música.

Pese a su inicio tardío, su talento y desempeño lo llevaron, en apenas tres años, a ser pianista acompañante del programa de música, actuar como pianista solista, y participar en diferentes eventos en la Temporada de Jazz del año 2014, 2015 y 2016 en la ciudad de Barranquilla, donde también ha incursionado en la dirección de pequeñas orquestas.

¿Por qué le interesó este Taller de Perfeccionamiento en técnica pianística?

Precisamente, que el enfoque del taller tenga un enfoque técnico es lo que me llama maravillosamente la atención puesto que esta parte ha sido de los aspectos más difíciles a superar en mi carrera. Porque considero que todas las cosas que nos pasan a los hijos de Dios son para bien, pero hasta el momento no había contado con docentes en mi cátedra de piano que no eran pianistas, habían tenido experiencia más bien como director o compositor, sólo que una época de su vida habían estudiado el piano. Por razones ajenas a mi conocimiento nunca abordaron de manera profunda este tema, es decir en algunas clases recibí algunas instrucciones acerca de cómo relajarme y lo fácil que podía ser un pasaje si hacía cual o tal movimiento pero técnicamente aún hay muchos espacios que deseo llenar y ese es mi propósito en este taller.

¿Cuál será el itinerario?

Llego a Buenos Aires el día 14 de junio. Los días 15 y 16 según disponibilidad recibiré clases del Maestro Goldstein, luego viajaré a la ciudad de General Roca, Provincia de Río Negro, donde tendré clases con el maestro Ricardo Zanón y la posibilidad de conocer el Instituto Universitario Patagónico de las Artes (IUPA), y seguramente participar de algunas clases con otros maestros de la institución. Luego regreso a la ciudad de Buenos Aires, recibiré clases del maestro Manuel Fraga y finalizaremos el día 26 de junio en el concierto final del taller. También hacer alguna visita a la Universidad Nacional de las Artes (UNA). Todo esto me brindará la oportunidad de llevarme un panorama del mundo musical argentino.

¿Qué aspecto le interesa más del taller?

Una de las cosas que más me llama la atención es que recibiré clases de pianistas profesionales y enfocados hacia el aspecto técnico, así que, aunque suene algo raro, de las cosas que más emociona e interesa es conocer a pianistas profesionales y también a pianistas en formación.

¿Cómo fue su acercamiento a la música?

Desde pequeño había cantado en mi iglesia pero solo eso, nunca había recibido clases de música; en la escuela tampoco daban clases de música, y por razones económicas no recibí ninguna clase particular. Así que solo hasta los 15 años que vi a un tío tocar la guitarra me interesé. Esa tarde me enseñó dos acordes y hasta antes de entrar a la universidad incursioné en el estudio de la guitarra de manera empírica y por casi una imposición sabia de mi padre me dijo que si iba a estudiar música debía estudiar piano. Ahí empezó mi carrera como pianista que hasta hoy cumplo casi cuatro años y medio de haber empezado a estudiar de manera seria el piano y también la música.

¿En su familia recibió apoyo para dedicarse al piano?

Mi padre era músico, él toca el trombón, así que cuando le dije que quería estudiar música se puso muy contento. A mamá le tomó por sorpresa pues en la escuela me iba muy bien en todo lo referente a los razonamientos lógicos y la matemática en general. Ella me hacía como economista o negociante internacional pero luego entendió que esto era lo que yo amaba.